En el corazón del Périgord Negro, nuestro Petit Paradis ofrece calma absoluta en una finca de 8 hectáreas, rodeado de bosques, campos, huertos y arboledas nogales que invitan a pasear y relajarse.

 

Es un lugar encantador donde todo respira el arte de vivir y la simplicidad para hacer su estancia inolvidable.

 

Aquí encontrará lo esencial: la luz, la tranquilidad, relajarse en la piscina, la naturaleza ...

 

La casa de huéspedes es independiente de nuestra vivienda personal, eso garantiza la privacidad absoluta.

 

Para su comodidad cuenta con el Hatha Yoga, meditación y masajes californianos.

 

Para los más valientes descubrir los lugares más bellos del valle de la Dordogne y del Lot cerca, o también todas las actividades relajaciones, descubrimientos o deporte, sin olvidar los buenos restaurantes y degustación de productos locales.

 

Aquí, todo invita al descanso y un placer compartido.

 

 

Navegar por el menú explorar en detalle la propiedad, las habitaciones de lujo ,el  amplio salón, la piscina, los servicios que ofrecemos y lo que hay que hacer y ver en la zona ...